Tipos de Hosting

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Tipos de Hosting
2 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 5 (2 votos, promedio: 5,00 de 5, valorado)

El hosting es una de las partes más importantes de nuestra página web. En este artículo vamos a repasar los diferentes tipos de hosting, así como el más adecuado para nuestro proyecto.

¿Qué es el Hosting?

El hosting, o alojamiento web, es el hardware y software que necesitamos para que una página web pueda ser accedida y usada por todo el mundo.

Con los conocimientos suficientes, y cierto presupuesto para hardware y software, cualquiera se puede mondar un Hosting en su casa. Pero lo más normal es usar los servicios de un proveedor de Hosting.

Tipos de Hosting

Existen varios tipos diferentes de hosting, diferenciándose principalmente en la capacidad que te ofrecen para tu página web y en el precio. Lo has adivinado rápidamente: a mayor capacidad, mayor precio.

Compartido

Es el hosting más habitual para páginas que están empezando y no tienen ni mucho tráfico ni necesitan muchos recursos.

En este tipo de hosting, tu página comparte los recursos de un servidor web con otras páginas web.

Básicamente, en este servidor tendremos una serie de carpetas, con un tamaño limitado para cada una de esas carpetas (espacio en disco). En cada una de esas carpetas se almacena una o varias páginas web, que usan los procesadores y memoria del servidor para ejecutarse y el ancho de banda disponible para este servidor para mandar y recibir los datos de estas páginas.

Servidores privados virtuales

En este tipo de hosting dispones de un servidor virtual para tus páginas.

Un servidor virtual es un servidor que se instala en una partición de un servidor físico. A ese servidor virtual se le asignan unos recursos del servidor físico y se configura de tal forma que un pico de trabajo en uno de los servidores virtuales alojados en un servidor físico, no afecta al resto.

De esta forma conseguimos que, al disponer de un servidor virtual separado del resto, cualquier incidencia en una página no afecte a las demás.

Servidores dedicados

En este tipo, el servidor es usado únicamente por nuestra página, por lo que todos los recursos del servidor se emplean en atender sólo nuestras peticiones.

Al disponer de toda la capacidad del servidor para nuestra página o páginas, el riesgo de que un pico de tráfico en una página colapse o reduzca el rendimiento del resto de las páginas alojadas en ese servidor se reduce notablemente y queda limitado a las páginas que tu tengas en este servidor.

Evidentemente, el precio es muy superior al de los dos anteriores tipos de hosting. Esto es debido a que todos los costes de compra y mantenimiento de este servidor son asumidos completamente por nosotros.

Cloud Hosting

El Cloud Hosting o Hosting en la nube es un tipo de hosting donde se te asignan una cantidad de recursos (normalmente memoria, almacenamiento y capacidad de procesamiento) de una gran red de ordenadores conectados.

Cloud Computing

Estos recursos pueden ser asignados dinámicamente según las necesidades de las páginas o por periodos de tiempo.

Una de las ventajas de este tipo de hosting, es que pagas por los recursos consumidos, no por una estimación a priori de los recursos que vas a consumir.

Administrado o no administrado

Otra de las características importantes de los servicios de hosting es si son administrados o no administrados (autoadministrados).

Un hosting es administrado cuando la empresa que te proporciona el Hardware y Software también se encarga de su configuración, seguridad y mantenimiento.

Un hosting no administrado es en el que tu te encargas de configurar el Software y su mantenimiento.

Los planes compartidos son siempre servidores administrados por la compañía que te proporciona el servicio.

En los otros tipos de alojamiento, según el plan y la compañía puedes elegir entre ambas modalidades. Ten en cuenta que para administrar un servidor web de forma correcta, necesitas un nivel alto de conocimientos.

¿Qué tipo me recomiendas?

Si estas empezando tu blog o tu ecommerce, mi recomendación es un Hosting compartido. Tienes diferentes planes según el número de dominios que quieras tener, el tamaño en disco que necesites y el tráfico web esperado.

Normalmente los planes más básicos son más que suficientes para empezar, pero asegúrate de la escalabilidad de ese plan. Si necesitas un plan superior, el proveedor te lo tiene que suministrar pagando la diferencia del servicio. Este aumento de recursos se tiene que producir sin tener que realizar ningún cambio o migración en tu web.

Si tu página tiene mucho tráfico tendrás que plantearte la opción de un servidor dedicado o un cloud hosting. También se puede dar la situación donde tengas picos en un intervalo de tiempo recibes muchos usuarios concurrentes.

Tendrás que analizar el trafico y ancho de banda que necesitas, así como la distribución en el tiempo de las visitas de tus usuarios, así como el coste de estas opciones superiores de hosting.

Una opción muy flexible es el cloud hosting. Pero tienes que tener muy en cuenta los costes y las condiciones que te ofrece tu proveedor.  Esto te evitará llevarte sorpresas desagradables al final del mes.

¿Qué empresa recomiendas?

Hay numerosas empresas de hosting.

Pero recuerda que un buen hosting es fundamental para el buen funcionamiento de tu web y su seguridad.

En el mundo del hosting, ahorrarte unos euros hoy puede suponer que te tengas que gastar el doble mañana. O mucho peor que dañe la imagen de tu página de forma irreparable.

La empresa que nosotros usamos y recomendamos es Siteground.

También son recomendables Webempresa y Raiola.

Entradas relacionadas:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario